Parálisis aislada del nervio musculocutáneo

El nervio musculocutáneo inerva al músculo coracohumeral, al bíceps braquial y al músculo braquial anterior y le aporta sensibilidad a la parte externa del antebrazo.

La parálisis aislada es excepcional y frecuentemente observada luego de una cirugía del hombro.

La parálisis de este nervio se presenta como una débil flexión y supinación de codo aunque sus movimientos son en parte posibles.

Un seguimiento durante varios meses permitirá detectar los primeros signos de recuperación. Si no hay comienzo de recuperación luego de 5 meses de trauma, una cirugía exploratoria será necesaria.

De acuerdo con los hallazgos intraoperatorios, una simple liberación, una reparación del nervio (sutura, implante) o bien una neurotización del nervio ulnar sobre el nervio del bíceps y del nervio mediano sobre el nervio del braquial anterior podrá ser realizada.

En los daños tardíos, una transferencia musculotendinosa del antebrazo sobre el brazo (intervención de Steindler) podrá ser discutida.