Parálisis infraclaviculares

Estas parálisis se producen a menudo por un trauma directo, puñalada o trauma balístico, pero pueden igualmente aparecer luego de grandes fracturas de la clavícula o de una dislocación del hombro. Estas parálisis se presentan cada una de manera especial, se habla de daño mosaico.

Los traumas abiertos (heridas) deben examinarse y repararse urgentemente.

Los traumas cerrados (fractura, luxación) deben recibir la estabilización del esqueleto (reducción de la luxación, de la fractura) y de una estrecha vigilancia de la parálisis. Si la recuperación no aparece en los 5 meses del trauma, una intervención debe proponerse.

En caso de la parálisis persistentes y recientes, de menos de un año, una cirugía exploratoria de liberación y de reparación debe ser efectuada.

En las parálisis infraclaviculares tardías, superiores a un año, solo una cirugía paliativa de transferencia musculotendinosa o de artrodesis (fusión articular) puede ser prevista.