Diagnóstico

La atención de la mano espática se basa ante todo en un análisis diagnóstico de los diferentes defectos funcionales de la mano.

Estos defectos funcionales de la mano son de diferentes tipos:

  • La parálisis propiamente dicha corresponde a una deficiencia en la movilidad voluntaria de los músculos.
  • La espasticidad corresponde a una hipertonía (contracción permanente) de los músculos.
  • La retracción muscular corresponde a una disminución de la longitud definitiva del músculo, consecuencia de una espasticidad prolongada.
  • Trastorno de comando correspondiente a una utilización imprecisa de los músculos eventualmente asociada a trastornos cognitivos.
  • Los vicios arquitecturales aquellos que se encuentran sobre todo en los niños y adolescentes y que corresponden a trastornos de crecimiento de los huesos responsables de la deformación ósea y articular.
  • Las anomalías de sensibilidad y el dolor deben ser precisados, las anomalías de sensibilidad constituyen a menudo defectos de función importantes.

El examen clínico (consulta) es la piedra angular del diagnóstico. La consulta es relativamente larga y debe ser repetida varias veces de manera que sirva a precisar al máximo el diagnóstico realizado.

En el cuadro de este análisis diagnóstico, anestesias tronculares de los diferentes nervios pueden ser realizadas. Ellas permiten distinguir una espasticidad de una retracción muscular.

Una vez que se haya realizado un diagnóstico preciso, un proyecto terapéutico puede definirse con el paciente.